Cuarto de lectura Rio Branco

Porto Alegre – Brasil – 2015

Al desocuparse el cuarto de una de sus hijas, el encargo inicial de la clienta consistía en renovar el mobiliario para crear un nuevo cuarto de huéspedes. Su único pedido: incluir una hamaca en el nuevo dormitorio.

Apostamos por un espacio cálido y acogedor; un cuarto de lectura donde hoy su dueña pasa gran parte del tiempo libre. Se optó por una paleta de materiales y colores naturales, y es protagonista un gran espejo que duplica la vista de la ventana hacia los plátanos del jardín.